Connect with us

Provinciales

Viruela del mono: ¿qué sabemos sobre los casos en Tierra del Fuego?

El Gobierno provincial confirmó que en la actualidad existen cuatro casos confirmados. Algunos poseen antecedentes de viajes a provincias del norte. Todos son hombres y se encuentran en buen estado de salud y no requieren internación. 

Published

on

A lo largo del fin de semana el Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer un boletín epidemiológico en el cual se conformó el primer caso de viruela del mono en Tierra del Fuego, como así también un caso sospechoso que se encontraría en investigación.

En relación a ello, el director de Epidemiología de la provincia, Dr. Juan Petrina, confirmó que el anuncio de Nación emite un reporte que posee un importante retraso, por lo que en la actualidad Tierra del Fuego registra cuatro casos confirmados de personas infectadas con la viruela por laboratorio, en tanto que existen otros casos sospechosos que se encuentran en estudio, a lo que se le suma un caso ya descartado. “La circulación de este virus en todo el mundo, en algún momento iba a llegar y ya lo tenemos en Tierra del Fuego”.

Petrina indicó que los casos positivos corresponden a las ciudades de Río Grande y Ushuaia, aclarando que en algunos casos “tienen antecedentes por viaje”.

El funcionario informó que las personas se encuentran en buen estado de salud, “la primera ya logró recuperar el alta médica, en tanto que ninguno requirió una internación; en realidad es una patología que se autolimita y no contiene mayores complicaciones”. Agregando que, “afortunadamente, todos los casos que tenemos aquí están cursando de manera leve”.

Por otro lado, se confirmó que la totalidad de las personas infectadas son mayores de edad, hombres (ya que posee la particularidad que afecta en su gran mayoría a hombres), “donde en Argentina el 98% de los casos positivos son hombres y el rango de edad abarca entre los 18 hasta los 45 años, aproximadamente”; haciendo referencia a los casos confirmados en el país.

Cabe aclarar que “algunos de los casos positivos corresponden a personas que han realizado un viaje recientemente a provincias del norte del país”, concluyó Petrina.

Sobre la enfermedad

En relación a la enfermedad, el Director de Epidemiología explicó que se trata de un virus de circulación normal, endémica en diversas zonas del África y que en los últimos años comenzó a propagarse por la zona de Europa, Asia, para llegar en el último tiempo por sectores de América. “Tiene esa facilidad de propagación, que si bien no guarda vinculación con el Covid, que es muy infectocontagioso, sí es una enfermedad contagiosa. Cuenta con la característica de que se trata de una enfermedad de contacto”.

Aquellas personas que se encuentran cursando el virus dentro de su organismo presentan casos de fiebre, dolores corporales, inflamación en ganglios, “pero lo más característico son este tipo de lesiones en la piel. El cual comienza con pápulas que pueden darse en forma única o múltiple en distintas partes del cuerpo (espalda, genitales, perianales, brazos, manos, incluso cerca de la boca) y esas vesículas son las que terminan teniendo la mayor cantidad de material infeccioso y que hay que tener la mayor cantidad de precaución para evitar los contagios”.

Petrina aclaró que aquella persona que se encuentra expuesta al virus debe cursar un período de 21 días, aproximadamente, tiempo por el cual se deben monitorear los síntomas; “pasados estos 21 días podríamos considerar que ya no estaría contagiada esa persona. Acá los contactos estrechos con personas sospechosas o confirmadas no se aíslan, sino que se realiza un monitoreo, dependiendo el tipo de contagio que haya tenido”. Agregando que a diferencia de otros virus, la ‘Viruela de Mono’ en la gran mayoría de los casos, el contagio se da por contacto físico (relaciones sexuales) o presentando una lesión en el sector de la boca, mediante un beso con intercambio de saliva, “una persona es propensa a contagiarse”.  

Finalmente, indicó que existe un bajo riesgo de muerte producto del virus, casos que se han registrado principalmente en zonas en las que el sistema sanitario no se encuentra estable, “es baja la letalidad que posee, por ejemplo, 4 solo en América”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.