Connect with us

Nacionales

Río Grande sin internet por robo en Caleta

Lo que hasta ahora había sido calificado como un hecho vandálico por la ENACOM, terminó de esclarecerse. El apagón que sufrió toda la Patagonia y que afectó a Río Grande entre la noche del sábado y el mediodía del domingo fue ocasionado por delincuentes que robaron una joyería de Caleta Olivia y quienes inhabilitaron la fibra óptica que brinda el servicio de internet en la ciudad para sacar de sistema la central de alarmas del comercio.

Published

on

Como gran parte de las localidades del sur de nuestro país, Río Grande quedó repentinamente sin telecomunicaciones en la noche del sábado, provocando inconvenientes que se extendieron hasta el mediodía del domingo.

Ya en la tarde de ese día, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) informó oficialmente que el «apagón» había sido producido por un hecho vandálico, aunque pocos detalles más se conocieron del ataque que tenía epicentro definido: Comodoro Rivadavia.

Sin embargo, un hecho policial ocurrido en Caleta Olivia llevó a los investigadores a relacionar el «robo comando» que sufrió una joyería de esa ciudad con el corte de la fibra óptica.

«Un grupo comando integrado por entre cuatro y seis ladrones robó cerca de 30 millones de pesos entre dinero en efectivo y alhajas de la joyería “Iñiguez”, ubicada en el centro de la ciudad santacruceña de Caleta Olivia», informaron hoy medios regionales, y señalan que ese asalto «se habría producido durante la madrugada del domingo, lapso en el que a la vez ocurrió un apagón informático en la ciudad«.

Por este motivo, se cree que fueron los mismos autores del robo quienes inhabilitaron la fibra óptica que brinda el servicio de internet en la ciudad y con esto sacaron de sistema también el sistema de alarmas del comercio.

“Por ahora no tenemos ninguna pista, lo que sí estamos seguros es que quienes realizaron este robo no eran improvisados. Pensamos que al menos tres (por algunas huellas recogidas) ingresaron al local y otros dos oficiaron de ‘campana’ y sirvieron de apoyo para la fuga”, dijeron fuentes policiales.

Los propietarios del local estimaron en 30 millones lo que se llevaron los ladrones, una buena parte en joyas y otra en dinero en efectivo. La Policía cree que los autores aún se encuentran en la provincia de Santa Cruz y no se descartan nuevas diligencias para esclarecer el hecho. 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.